Saltear al contenido principal

Peligros químicos en los alimentos: nueva base de datos

Peligros Químicos En Los Alimentos: Nueva Base De Datos

Desde hace tiempo la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) lleva a cabo una serie de iniciativas destinadas a garantizar la transparencia informativa sobre las sustancias químicas en los alimentos. Una de las últimas ha sido la creación de la base de datos OpenFoodTox, que recoge información clara y sencilla de más de 4.000 sustancias químicas en más de 1.600 estudios realizados por la agencia, sobre su toxicidad y presencia en la cadena humana.

La identificación y caracterización de las sustancias químicas persigue, en seguridad alimentaria, determinar los niveles de exposición para la salud humana, animal y para el medio ambiente. Para ello se utilizan valores de referencia como el nivel de efecto adverso observado (NOAEL), el límite de dosis de referencia (BMDL), la dosis letal o la concentración sin efecto observado (NOEC). Los valores de referencia establecen niveles seguros de exposición en humanos a través de la ingesta diaria admisible (IDA) para los aditivos, pesticidas y materiales en contacto con alimentos; los niveles de consumo tolerable (UL) para las vitaminas y minerales; y la ingesta diaria tolerable (IDT) para contaminantes.

La nueva base de datos OpenFoodTox proporciona acceso a estos valores de referencia de todas las sustancias que ha evaluado la EFSA hasta el momento. Pero, ¿qué más se puede encontrar en esta nueva herramienta?

Cómo funciona OpenFoodTox y qué sustancias incluye

Las opciones de búsqueda son varias, pueden buscarse las características químicas (nombre o fórmula) por publicaciones de la EFSA (dictámenes científicos, declaraciones o conclusiones) o reglamentos, por estudios toxicológicos, por conclusiones sobre la mutagenicidad/genotoxicidad de la sustancia o por los valores de referencia.

Las sustancias químicas que más preocupan:

  • Los aditivos alimentarios, como colorantes, aromatizantes o conservantes, que son algunas de las más utilizadas en la producción de alimentos, y también de las más estudiadas y controladas.
  • Productos que se usan como material de envasado de alimentos, como el plástico, o químicas que se emplean en la lucha contra las enfermedades de animales en las granjas.
  • Las toxinas que se encuentran en plantas y hongos, así como los compuestos químicos que están presentes de forma natural en el medio ambiente, como contaminantes industriales como las dioxinas y los PCB.
  • Metales pesados como el cadmio, el mercurio o el arsénico. Estas sustancias están en el medio ambiente y tienen formas de toxicidad muy concretas con efectos que varían en función de su concentración.
  • En los últimos años, y como demuestra la última de las acciones de la EFSA, los contaminantes químicos han adquirido mucha importancia en los planes de seguridad alimentaria destinados a garantizar un consumo libre de sustancias tóxicas. Esto se debe a que, para algunos de estos contaminantes químicos, la dieta es una de las principales fuentes de exposición.